Pautas para el cuidado facial diario más natural

Pasos para el cuidado facial diario

Paso 1: Limpieza facial

Una limpieza facial concienzuda pero suave es el cuidado facial diario más importante de todos. La rutina de limpieza elimina las toxinas acumuladas a lo largo del día en nuestro cutis (como suciedad, sudor, sebo o maquillaje). Además, una piel limpia está mucho mejor preparada para su cuidado posterior, ya que tiene más capaz de absorción.

La limpieza facial debes llevarla a cabo a diario, especialmente por la noche o hasta dos veces al día. También te aconsejamos complementar este cuidado facial diario con una mascarilla facial una o dos veces a la semana, así como recurrir a otros tratamientos puntuales según necesidad.

Por ello, es importante conocer a fondo tu piel para elegir los productos que se adapten mejor a las características de tu cutis. Debes saber si tienes la piel seca, grasa, mixta o sensible, así como de si resides en entornos más bien secos o húmedos. Si no lo tienes claro, consulta siempre con un especialista que te asesore. Recuerda que el producto erróneo puede incluso agravar tu cutis.

 

La Crema Facial Limpiadora de Dr. Hauschka conserva la capa hidrolipídica de la piel y, al mismo tiempo, la prepara para la aplicación de tratamientos posteriores. Es una limpieza profunda que respeta al máximo el equilibrio de la piel y los poros se minimizan.
La Espuma Limpiadora Age Protection de Logona, a base de Espino Amarillo Bio, es extra suave y espumosa. Forma una emulsión muy suave que limpia la piel sin resecarla. Además, es antioxidante para la piel, pero también matificante y regularizadora.
La Leche Limpiadora Facial No Perfume Orgánica de Urtekram, que no contiene ningún tipo de perfumes, mima la piel con el aloe vera, un auténtico imán de humedad. También con aceites de almendras, de onagra y de jojoba.

Te recomendamos encarecidamente que además utilices un producto desmaquillante, aunque no estés maquillada. Así conseguirás eliminar los restos de suciedad más incrustados que no se van con sólo el limpiador facial. Puedes utilizar el desmaquillante antes o después del limpiador, y existen muchos cosméticos adecuados para cada tipo de piel y ocasión. Si quieres saber más, te recomendamos que le eches un vistazo a nuestro post sobre cómo desmaquillarse.

Paso 2: Tonificación facial

La segunda pauta, que a veces se nos olvida, se trata de aplicar un tónico facial. El tónico es necesario para que el pH de la piel quede equilibrado, especialmente si antes has aplicado algún tratamiento exfoliante que puede irritar tu piel.

Recomendamos aplicar un tónico después de la limpieza por la mañana y por la noche. Dependiendo de las características del producto que elijas, deberás pulverizar o aplicar una cantidad generosa en un algodón, para aplicarlo a toquecitos sobre todo tu rostro, cuello y escote.

El Tónico Facial de Dr. Hauschka se trata de un cosmético básico que proporciona un apoyo general a la piel al mismo tiempo que estimula sus propias funciones naturales.
El Tónico Facial BALANCE de Heliotrop tiene un efecto tonificante y antioxidante gracias a los ricos ingredientes naturales que contiene. El resultado es una piel fresca y equilibrada.
El Tónico Facial Purificante Menta Bio de Logona Piel, es perfecto para pieles con imperfecciones. Refresca, vigoriza y purifica la piel. Además, aclara y afina las pieles mixtas y con impurezas gracias a ingredientes de agricultura ecológica.

Paso 3: Hidratación

Finalmente, aplica una buena crema hidratante para hidratar tu piel lo máximo posible. Como ya sabrás, la hidratación es la fuente más básica e importante para que nuestro organismo funcione correctamente. Y con la piel ocurre lo mismo. Si la suficiente hidratación nuestra piel se ve apagada y debilitada. Además, con el paso de los años, los cambios climáticos y los factores externos a los que nos encontramos expuestas, contribuyen a dañar y resecar extremadamente la piel. Por lo tanto, la hidratación es fundamental en el día a día.

Recomendamos aplicar una crema hidratante mañana y noche después de la tonificación. Dependiento de tu tipo de piel, habrá productos que se ajustaran más a tus necesidades.

El Bálsamo Hidratante MULTIACTIVE de Heliotrop está especialmente indicado para pieles exigentes, pero que buscan una textura mucho más fluida.
La Crema Facial Hidro Nutriente Bio de Dulkamara Bamboo hidrata aportando elasticidad y resistencia a los agentes externos. Nutre en profundidad y mejora el drenaje de impurezas de la piel. Suaviza la epidermis, recuperando y unificando el tono de la piel, gracias a su aporte de vitaminas.
La Sleeping Cream Crema de Noche Reconfortante para Pieles Sensibles de Cattier está pensada para aprovechar al máximo el proceso natural de nuestro organismo en la fase nocturna y de sueño.

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Genial artículo,muy bien explicado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *